www.lcastjr.com/ Preámbulo sobre los Trastornos de la Ansiedad

LA ANSIEDad:

Preámbulo sobre los Trastornos de Ansiedad

Pregunte a cualquier persona para definir la ansiedad y enseguida se dará cuenta que no hay escasez de ejemplos que la gente puede proporcionar. Sin embargo, es posible que se sorprenda al saber que a pesar de la ansiedad es una experiencia humana muy común, las descripciones que las personas ofrecen son muy variadas y únicas para cada persona. La ansiedad es una emoción humana que todos experimentamos, pero como pronto veremos, esta emoción no es experimentada por todos en la misma forma. Los ejemplos siguientes casos ilustran estas diversas experiencias de ansiedad:


Ejemplo 1: José es un propietario de ferretería  de 47 años de edad. José está constantemente "preocupando" sobre (lo que le parece a él) casi todo. Si está preocupado por su negocio no va bien... o, ¿y si ese lunar en la espalda no es sólo una marca de belleza? ... O, ¿cómo diablos es que cada vez va a conducir a Michigan por sí mismo para ver a su hijo (incluso con el nuevo sistema de navegación)? ... José sólo parece que no puede "controlar" su preocupación. ¿Cómo él podría resolver evitar sentir miedo al futuro?
 

Ejemplo 2: Rosario es un 36-años de edad, a tiempo parcial, diseñadora de la web que normalmente se describe como tranquila y discreta; es decir, el tiempo que ella no tiene que pasar por un puente o viajar en un avión. Según Rosario, ella odia a los lugares donde ella siente que no puede escapar. Ella se da cuenta de que a menudo se preocupan por días o incluso meses de antelación si ella cree que tendrá que enfrentarse a una de estas situaciones. Como resultado, ella ha hecho un hábito de evitar estas situaciones a toda costa. ¿Solucionará su situación evadir lo que tanto le preocupa?
 

Ejemplo 3: Por último, tenemos a Pedro, un estudiante de ingeniería de 33 años de edad, que no puede explicar por qué se siente angustiado, sin embargo, se despierta cada mañana sintiéndose con un sentido de "terror". Su ansiedad por lo general permanece hasta el mediodía, momento en que, por fin comienza a entrar en el ritmo de su rutina diaria normal. ¿Cuál es el común denominador en todos estos casos?


ENTONCES, ¿quién tiene razón? ¿Están todos los síntomas que describe el mismo fenómeno? Bueno, en pocas palabras, sí. La razón de esta paradoja es que la ansiedad es mejor considerarla una experiencia compleja y subjetiva, producida por múltiples causas, y expresada por un conjunto diverso de síntomas que incluye componentes físicos, emocionales, conductuales y cognitivos. Esta es la razón por la cual podemos preguntar a muchas personas (diferentes) acerca de una experiencia muy común, sin embargo, obtener definiciones totalmente diferentes de lo que significa estar ansioso es más complejo.


Además, las personas difieren en frecuencia e intensidad con..., experimentan ansiedad. Para la mayoría de las personas, la ansiedad es algo normal y adaptativa, incluso, dentro de los límites de la experiencia humana normal diaria. Por desgracia para otros, la ansiedad puede ser experimentada a tal grado (mayor) que lo que realmente hace una angustia significativa. Tristemente, este nivel de ansiedad a menudo interfiere con el funcionamiento de la gente en muchas áreas importantes de su vida como el trabajo, la escuela y las relaciones. Cuando la experiencia humana normal de ansiedad llega a este nivel de angustia, y da lugar a problemas de funcionamiento, entonces comenzamos a hablar de un trastorno de ansiedad.

Este trastorno frecuente de la sociedad en que nos desenvolvemos, del ritmo acelerado,  de las prisas sin pausas y de los excesos... afecta al 11 % de la población y si incluimos las fobias al 18%, no es sólo un trastorno, son varios los tipos y distintos los tratamientos que cada uno conlleva...la ansiedad a veces es beneficiosa, por ejemplo la ansiedad ante un examen, sin embargo cuando su intensidad y  duración son excesivas, hablamos de ansiedad patológica, también se considera patológica cuando no existe ningún estímulo ni causa aparente ...tiene cuatro tipo de síntomas:



a) PSÍQUICOS: nerviosismo, inquietud, agitación, intranquilidad, temor indefinido, inseguridad, impaciencia.


b) SOMÁTICOS: cefalea, disnea, dolor torácico, algias generalizadas, sensación de asfixia, palpitaciones, taquicardias,  anorexia, dispepsia, diarreas, nausea, mareo, temblor, escalofríos, fatiga, bulimia, dolor abdominal, boca seca, sensación de desmayo, parestesias, sudoración.


c) HIPERACTIVIDAD. Falta de concentración, distrabilidad, reacciones de alarma, insomnio.


d) CONDUCTUALES: irritabilidad, agresividad, y conductas de evitación.

  

¿Será la misma cosa ansiedad y estrés?  Lea más sobre el EstrésEstrés II

La ansiedad es aquella emoción que se produce cuando anticipamos esa amenaza, cuando pensamos lo que va a suceder y tratamos de prepararnos para hacerle frente. El estrés aparece cuando hay unas demandas ambientales excesivas, y nuestro organismo no da abasto para afrontarlo. Por ejemplo, al estar nervioso dos semanas antes de un examen, dándole vueltas a si aprobaremos, a las consecuencias de suspender, al tiempo de que disponemos para estudiar... estaríamos hablando de ansiedad. Cuando, a lo largo de tres días tenemos una presentación en el trabajo, se pone el niño malo, vienen a pintarnos la casa, y se nos estropea el coche, nuestro organismo responde con una alta activación, necesaria para hacer frente a todo, pero también negativa, pues si es continuada podría provocarnos problemas de salud.

 

Los trastornos de Ansiedad recogidos en el DSM-IV (criterios diagnósticos según la Asociación Americana de Psiquiatría, 1994) son los siguientes:

 

¿Cuántas clases de trastornos de ansiedad existen?

• Trastorno de Pánico con y sin Agorafobia. El Ataque de Pánico se caracteriza por la aparición súbita de algunos de los siguientes síntomas: palpitaciones, ahogo o dificultad para respirar, sudoración, opresión en el pecho, sensación de atragantarse, mareo, naúseas, hormigueo, escalofríos, sensación de irrealidad, miedo a morir o a volverse loco. Estas sensaciones pasan en unos minutos, pero dejan el miedo a que vuelva a producirse, lo que llevaría, en algunos casos, a la Agorafobia.


• Agorafobia. Aparece la ansiedad o el ataque de pánico en determinadas situaciones o lugares en los que pueda ser difícil recibir ayuda, o salir huyendo, como por ejemplo estar solo en casa, en lugares muy concurridos, o viajar en transporte público. Para evitar la ansiedad y las sensaciones descritas antes, se comienza a evitar esas situaciones, llegando incluso a no salir de casa, y limitando por tanto en gran medida la propia vida y autonomía.


• Fobia Específica. Miedo a algunos animales (perros, arañas...), a la sangre, las tormentas, los ascensores, los aviones... con una respuesta de ansiedad muy acusada que lleva a evitar esos estímulos o se soportan con un gran malestar.
 

• Fobia Social. Implica un miedo intenso a situaciones sociales en las que la persona teme hacer algo embarazoso, como hablar en público o con personas del sexo opuesto, por ejemplo.


• Trastorno Obsesivo-Compulsivo. Las obsesiones son pensamientos o imágenes recurrentes que producen gran malestar. Las compulsiones surgen en respuesta a las obsesiones, y son conductas (lavado de manos, comprobaciones) o “actos mentales” (rezar, contar) de carácter repetitivo y exagerado que pretenden prevenir el malestar o evitar alguna supuesta consecuencia negativa.


• Trastorno de Estrés Postraumático. Aparece en algunas personas que han sufrido un suceso traumático con riesgo o amenaza para su vida o la de allegados. La persona reexperimenta el trauma a través de imágenes persistentes, pensamientos, sueños, alucinaciones... con un gran malestar y activación (insomnio, irritabilidad, hipervigilancia...) y evitación de todo aquello que le recuerde el suceso, con bloqueo  emocional y cognitivo, y sensación de desesperanza y apatía.


• Trastorno de Estrés Agudo. Muy relacionado con el anterior, pero aparece durante el acontecimiento traumático o durante el mes siguiente.


• Trastorno de Ansiedad Generalizada. Preocupación excesiva por diferentes situaciones o acontecimientos de la vida cotidiana, con problemas de insomnio, irritabilidad, tensión muscular, etc.



Por suerte, los expertos en la materia han recorrido un largo camino en la comprensión y tratamiento de la ansiedad. Esta mayor comprensión de la ansiedad, y el desarrollo de tratamientos eficaces, permite concluir con seguridad que hay esperanza y alivio a los millones de personas cuyas vidas se ven afectadas negativamente por la ansiedad o miedo a lo desconocido.

 

¿POR QUÉ OCURRE EL MIEDO O FOBIA A LA MUERTE?

July 15, 2016

Please reload

UNA ENFERMEDAD DE NUESTRA ÉPOCA: EL NARCISISMO...

March 5, 2018

1/2
Please reload

logo.png

 © COPYRIGHT 2011 LÁZARO CASTILLO, JR.