www.lcastjr.com/ Cuándo observamos cambios de comportamiento

INTRODUCCIÓN: 5 razones y estados importantes para decirle adiós a la adicción

UNA ENFERMEDAD DE NUESTRA ÉPOCA: EL NARCISISMO...

March 5, 2018

1/2
Please reload

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la dependencia a las drogas opio y cocaína están matando hasta a más de la mitad de sus consumidores. 

 

La principal diferencia entre la adicción y un hábito es el contexto situacional. Por ejemplo, cada vez, a una hora determinada o bajo ciertas circunstancias, te dedicas a tus malos hábitos. Pero, ¿qué sucede si la situación cambia? ¿Podrás aguantar un par de horas sin tu afición perjudicial o tendrás en tu mente una obsesión dolorosa?

 

La adicción no sólo es fisiológica, sino también psicológica, asimismo emocional. Es mucho más complicado combatirla solo, es mejor consultar a un especialista o un psicólogo.

 

Existen cinco estados en el proceso de cambio determinados por nuestras metas y motivaciones. En la fase final queda definido que "querer es poder", siempre y cuando tomemos en consideración la voluntad para aceptar y modificar tres elementos fundamentales: nuestra manera de pensar, sentir y por ende conducirnos. 

 

Hacen falta igualmente los deseos, metas y motivaciones, aceptar y creer plenamente en nuestro potencial que nos conduce al éxito. Esta sin duda alguna es la confianza en nosotros mismo, y que triunfantemente romperá el ciclo disfuncional, que por algún tiempo, nos esclavizó causándonos un sinfín de problemas. ¿Te atreves a seguirme?

 

Las razones para decirle adiós a la adicción son las siguientes:

1.       Aumenta su resistencia física

2.       Mejora su aspecto físico y su salud

3.       Eleva su autoestima

4.       Disfruta más de la cotidianidad

5.       Provee un entorno más sano

 

Los cinco estados han estado conceptualizados por una variedad de problemas del comportamiento. Los cinco estados de cambios progresivos en la codependencia son:



1. PRE-contemplación: Es el estado en el cual no existe la intención de cambiar el ritmo del comportamiento. Muchos individuos en este estado no reconocen la necesidad de cambiar y por consiguiente no aceptan el cambio. Ejemplo: el alcohólico que niega serlo y por ende siente la adicción como parte de su rutina diaria.

 

2. Contemplación: Es el estado en el cual el individuo reconoce que tiene problemas y ha pensado seriamente en sus causas y efectos, pero no hace nada por cambiar. Ejemplo: la persona que reconoce que fumar le está acabando a sus sistema respiratorio, pero no tiene la voluntad para frenar el dañino hábito.



3. Preparación: Es el estado combinado entre intenciones y crítica del comportamiento. En este estado el individuo tiene la intención de cambiar y tomar acción en vista de lograr su deseo, pero lo prorroga y nunca toma acción. Ejemplo: el caso donde el individuo quiere dejar de fumar, reconoce que él o ella es un(a) adicto(a), que le hace daño el hábito tanto el aspecto económico como de salud, se traza metas, pero nunca se decide por acabar con la dependencia.

Consecuencias: vía directa para enmendar errores


4. Acción: Es el estado en cual el individuo modifica su comportamiento, experiencias y medio ambiente en orden de triunfar y ponerle fin a sus problemas. Envuelve acción en su nuevo comportamiento y percepción de la vida, que requiere considerable compromiso, tiempo y energía.

5. Mantenimiento: Es el estado en el cual el individuo trabaja por prevalecer y consolidarse con el nuevo comportamiento remplazado una vez tomada la acción. Ejemplo: Una vez que el individuo decide cambiar y se mantiene por más de seis meses o indeterminado período con el estable esfuerzo de no volver hacia patrones de conductas en conflicto con las normas sociales tales como delinquir, mentir, violencia doméstica u otras codependencias del comportamientos como el abuso del alcohol entre otras drogas.

 

Lo importante que debemos saber es que todos somos vulnerables; por consiguiente, no existe un ser perfecto sobre la faz de la tierra, pero si nos inyectamos de buena voluntad, motivaciones y un propósito sano por el bienestar nuestro y de la familia, podemos cambiar o romper con los siglos de ataduras que nos han esclavizado por un periodo.

 © COPYRIGHT 2011 LÁZARO CASTILLO, JR.