www.lcastjr.com/ Mantén tus pensamientos positivos

DEL PENSAMIENTO A LA PALABRA Y POR ENDE SOMOS

El poder de la mente

Cuando niño solía oír por las personas mayores que unos nacen con estrella y otros estrellados. Hoy aún me viene a la mente por qué de la gracia de muchos y desgracias de otros. ¿A qué factores verdaderamente responde este fenómeno? Nuestros pensamientos verdaderamente son energías determinantes que establecen una sintonía directa con el universo. En otras palabras, los deseos de triunfo o temores como parte del pensamiento, hacen la realidad. Los deseos se hacen realidad. Lo que piensas se hace realidad. 

 

En verdad, nuestro destino es parecido a la ley de la atracción en función del pensamiento, porque de nuestros manera de pensar depende nuestras decisiones y por ende el camino a seguir. Atraemos como imán lo que pensamos, ya sea bueno o malo. En otras palabras, el pensamiento negativo o positivo determina nuestro destino y por consiguiente, entra nuestra energía mental en concordancia con el universo.

¿Qué observamos en la autosugestión? Depende si es positiva o negativa. Creo que si nos autosugestionamos positivamente y perseveramos en nuestros objetivos los resultados serian satisfactorios. Simplemente tenemos que condicional nuestros anhelos en sintonía con la mente subconsciente y repetirnos:

 

1- “Todos los días voy de mejor en mejor enriqueciéndome en todos los aspectos de mi vida”.

2- “Puedo ser exitoso(a)”.

3- “Puedo verme a mi mismo tener abundancia ilimitada”.

4-“Merezco tener todo lo que quiero”.

5-“Mi corazón agradecido con Dios atrae abundancia como un imán”.

6- “Puedo fácilmente atraer cosas buenas”.

7- “Cada día adquiero mayor salud”.

 

Durante mi experiencia como consejero he escuchado a personas decir “siempre tengo suerte para ese tipo de persona que finalmente arruina mi vida”. ¿A qué se debe esta situación? Ahí en este ejemplo  podemos percibir el pensamiento en sintonía con el universo. ¿Por qué? Porque creemos que no nos merecemos una persona mejor, y partiendo de ese punto afirmativo del pensamiento, cambiar el destino y conceptos de los realmente somos capaces de conseguir.

 

¿Qué podemos hacer para cambiar el ritmo de nuestras vidas? ¿Cómo romper el ciclo? No suele ser tan fácil, si no se pone en práctica. El primer ensayo es vivir el aquí y ahora, es decir en el presente, y visualizar el futuro sin duda alguna.

 

Los grandes inventos pareciesen alucinaciones irrealizables.  Alguien se le ocurrió la luz, y lo puso en práctica sin dudar de su capacidad. ¿Dónde está el enigma? El secreto está en creer que somos capaces de cambiar el destino.

 

Algunas veces hemos escuchado la ley de la atracción, es decir la llamada ley de gravedad universal. La ley de la gravedad de Newton dice que la ley de gravitación universal es una ley física clásica que describe la interacción gravitatoria entre distintos cuerpos con masa. Ésta fue presentada por Isaac Newton en su libro Philosophiae Naturalis Principia Mathematica, publicado en 1687, donde establece por primera vez una relación cuantitativa (deducida empíricamente de la observación) de la fuerza con que se atraen dos objetos con masa. Así, Newton dedujo que la fuerza con que se atraen dos cuerpos de diferente masa únicamente depende del valor de sus masas y del cuadrado de la distancia que los separa. También se observa que dicha fuerza actúa de tal forma que es como si toda la masa de cada uno de los cuerpos estuviese concentrada únicamente en su centro, es decir, es como si dichos objetos fuesen únicamente un punto, lo cual permite reducir enormemente la complejidad de las interacciones entre cuerpos complejos.

 

La frase "ley de la atracción" ha sido utilizada por algunos escritores, aunque el sentido con el que se usa actualmente es diferente del original. La mayoría de los autores asocian a la ley de la atracción con la frase "te conviertes en lo que piensas” o “tú eres el arquitecto de tu vida”.  En verdad no hay teoría más sabias que las que dicen por las calles: Uno es lo que se merece (piensa que vale) así como lo que come.

 

Mi experiencia e ideas no significan una afirmación, tampoco una teoría de vida donde se ensartan o disminuyen las experiencias de otros. Simplemente, experiencias puestas en marcha, y eso es todo. 

 

Mantén tus pensamientos positivos.

Mantén tus pensamientos positivos porque tus pensamientos se convierten en tus palabras.
Mantén tus palabras positivas porque tus palabras se convierten en tus acciones.
Mantén tus acciones positivas porque tus acciones se convierten en tus hábitos.
Mantén tus hábitos positivos porque tus hábitos se convierten en valores.
Mantén tus valores positivos porque tus valores se convierten en tu destino.

El Suicidio por Eric Dodson, Ph.D.

Profesor de Psicología Humanista
West Georgia University

 © COPYRIGHT 2011 LÁZARO CASTILLO, JR.